modeon

El tucumano Martín García muestra en Instagram el “Mutar” de su música

El artista lanzó su tercer álbum "Mutar" donde encara cambios sonoros que lo ponen "en diálogo con la canción de autor latinoamericana y el folclore argentino".

En una entrevista con Télam, García cuenta: “Estoy aislado solo en mi departamento en un piso 15 que ve hacia el cerro; tengo el estudio de grabación armado aquí, por lo que hay momentos en los que trabajo mucho (estoy componiendo canciones nuevas y haciendo maquetas para un disco futuro); escribo y leo mucho también”.

En esa descripción acerca de cómo atraviesa la pandemia, el guitarrista, autor y cantante apunta que “desde lo creativo este parate está siendo positivo pero también hay ratos en los que necesito una charla cara a cara o un abrazo o extraño salir a tocar”.

Pero esa panorámica no evade enfocarse en lo importante y por eso reflexiona: “No me olvido ni dejo de sentir que es un privilegio poder aislarse de esta manera con las necesidades primarias cubiertas y sí, me preocupo mucho por les hermanes en situaciones más complejas que la mía”.

En este contexto y como activo miembro de La Liga Federal de la Canción, el músico utilizará su cuenta de Instagram (@martingarciamusica) para mostrar su repertorio entre mañana y el sábado, siempre desde las 17.

“Además –avisa- también estamos muy activos con otro colectivo en Tucumán que se llama Verde Eucalipto, con el que estamos haciendo producciones de videos”

En “Mutar”, García registró una decena de piezas propias (“Informe del tiempo”, “Nanas”, “Yo mejor me voy”, “Entonces te cuento”, “Escribiré la noche”, “Decí más”, “La gota”, “Avioncito”, “Volar” y

“Guitarra”) desde las que se embarcó en el proceso de “tratar de liberarme de formas de hacer de mis referentes. Estoy buscando una voz propia que vibre en mi panza cuando la pronuncio”.

Télam: ¿En qué punto de esa transformación llegaste al disco y dónde te encontrás ahora?
Martín García: Este proceso se hizo mucho más laborioso de lo que yo hubiese creído, el viaje me está enseñando que no voy a llegar a ninguna parte y que va a durar toda la vida creo. Al disco entraron solo dos canciones “mutadas”, igualmente me pareció oportuno ponerle el nombre porque representa mi presente; y actualmente replantee mis procesos creativos y estoy tratando de priorizar la emoción a la cabeza en este ciclo.

T: Para aquellos que no habíamos escuchado antes tu música, “Mutar” es lo que te presenta y define ¿Qué músicas y conceptos abandonaste y cuáles incorporaste para llegar a este presente?
MG: En mi proceso como compositor y músico al principio todo bajaba desde la cabeza y el pensar hacia mi cuerpo. Partía desde el texto de las canciones que creaba y eso le daba mucho peso a la letra de mis canciones. Luego esas maneras de crear fueron viajando y transformándose hacia la sonoridad del instrumento. Luego busqué y encontré la espontaneidad. Actualmente estoy buscando como punto de partida una emoción más precisa, la mía. Hablando de lo musical, abandoné las instrumentaciones excesivas para pasar a una grabación más “despojada” que estuvo hecha entre los productores y yo en un Home Studio. Hay tan solo cuatro músicos externos a nosotros. Utilizamos guitarras, sintetizadores e instrumentos virtuales en las primeras nueve canciones y decidimos que la última canción se grabecon una sonoridad tímbrica de “mucha madera” e instrumentos reales y se parezca más a lo que vendrá a continuación de este disco.

T: Tenés una actividad muy intensa en la escena musical tucumana ¿Qué podés contar acerca de lo que se escucha y se mueve allí?
MG: Hoy por hoy contamos con una escena hermosa. Hay muchos artistas para escuchar interesantisimos: Alem, Carlos Andujar, Nancy Pedro, Eric Aguirre, Plazoleta All Stars, Mango Lafruta, Tercera Colina, Roque Céliz,, Jorge Stojan, Ana Jeger, Ale Kaplan e Indio Cansinos y, creo que no termino más, sugiero que les escuchen.

T: ¿Y qué rol sentís que tenés en esa movida provincial?
MG: Yo tengo varias tareas, las artísticas y las de producción. Hacemos dos festivales anuales, gestionamos una salita pequeña, soy parte de un sello colectivo entre otras cosas. Me fui metiendo porque sentía que era necesario y sobre la marcha fui tratando de aprender. Me siento un poco un fan de esta escena y por eso trato de dar una mano para que nos vaya bien a todes.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *